En el 2018 solo se dieron a conocer tres estrenos de casi 847 millones de euros, uno de los valores más bajos en un periodo de 5 años, y en lo que va de año ninguna de las empresas ha superado..

Por lo general, cada nuevo año comienza con una lista ya preparada con todas las compañías que van a debutar en la Bolsa. A comienzos del año 2018 unas diez compañías se preparaban para la salida, al final solo tres de ellas los lograron, entre las que se encuentran Metrovacesa, Árima y Solarpack, para cotizar en los mercados de España.

Para el año 2019 hay varias ofertas públicas de venta sobre la mesa, tales como las de Ibercaja y la de Euripastry, sin que hasta el día de hoy ninguna se produzca. La razón de ello es que la volatilidad de los mercados es muy alta y ha estado obligando a las diferentes empresas a mantener en Stanby los planes de superar, esperando que llegue el momento adecuado.

La tensión comercial que existe entre china y estados unidos, las interrogantes sobre la economía en la Eurozona y el desafío que Brixit tiene pendiente, son una de las razones principales de la incertidumbre en el mercado, frenando así la salida a la Bolsa, que en fin, es una manera de financiar las empresas.  Por ejemplo, el Ibex 35, cerró el año pasado con una pérdida mayor a un 15%, una de las mayores cifras en 8 años, a pesar de que en el 2019 ha superado casi un 12 % del valor real la volatilidad continua en el mercado financiero.

En el 2018 Árima, Metrovaseca y Solarpack captaron con los estrenos en el parque unos 846,65 millones de euros, una de las cifras más bajas desde el año 2013, considerando un mal año para la actividad de la opv, en el ejercicio pasado, en el año 2017, se dieron 5 salidas de la Bolsa por un monto total de unos 4.027 millones de euros, según las cifras de la Bolsa y el Mercado Español (BME)

Recuerde contratar el mejor seguro de empresas disponible en el mercado

Compañías en la lista

En el camino hacia la bolsa se han quedado varias compañías en la lista, como es el caso de Vía Célere, Cox, Azora, Energy, Cespa, Haya Real Estate. Por ejemplo, la petrolera, tuvo que paralizar la colocación de 25% de la capital en una de las opv dando una valoración del grupo de una suma de 8.000 millones de euros. Desde el mes de noviembre en el año 2018, en donde Árima realizo una oferta pública en la suscripción, por una cantidad de 100 millones, ninguna de las otras compañías ha probado para salir a la Bolsa.

Una de las compañías previstas para este 2019 es la de Ibercaja. La entidad,  tiene un plazo de salida para el 2020 para cotizar y cumplir la ley de Fundaciones Bancarias, tiene los preparativos listos, esperando el momento adecuado para salir a la Bolsa.

Antes del mes de junio la antigua caja aragonesa pudiese intentar su estreno. Sin embargo, las dudas han sido sembradas por el retraso de la subida de los tipos de intereses, y la capacidad en el sector financiero para que la rentabilidad sea generada, lo que va restando atractivo a los inversores. Lo que retrasa de manera notable los planes de la ibercaja al menos hasta el otoño próximo, en donde se abrirán las oportunidades.

Para estas operaciones los mercados trabajan con diversas ventanas naturales. Por lo general se encuentran comprendidas en semana santa, el verano y los meses de navidad, debido al bajo nivel de las negociaciones en estos periodos, algunas compañías le aprovechan

Para encontrar el mejor seguro utilice el mejor comparador de seguros de empresas

También te puede interesar