La empresa Pulifil de numismática, cerró en medio de una polémica.  Los clientes que adquirieron sus monedas en con suficiente tiempo ahora no tienen nada. En los peores casos llevan años en reclamos.

Varios de estos clientes están enfadados y con mucha razón; ya que se sienten timadas en algunos casos la deuda es de 2000 €.

Como es el caso del cliente ‘X’ que hace un par de años compró un rollo de monedas de Mónaco, por ese monto y hoy no tiene ni las monedas ni el dinero.

Otro fue el cliente ‘F’ que canceló 500 euros por dos rollos de monedas de Santiago y Felipe que lleva 14 meses esperando la entrega.

Otro de los que han presentado las quejas formales es el francés Jean- Paul Dupuy. Quien canceló por dos rollos de monedas conmemorativas de varios países un monto de 889€. Lleva esperando la entrega desde enero del 2018, escribiendo todos los meses al dueño de la empresa ante la ausencia del pedido.

Siempre encontró la misma respuesta: no se preocupe su entrega está en trámites. Aunque se le ofreció la entrega para junio del año pasado, nunca recibió nada.

El belga Fabian Gemanick, quien no recibió las monedas conmemorativas de Santiago de Compostela que compró por 85 euros.

Todos los clientes afectados cuentan la misma historia, nunca llegaron a recibir las monedas que compraron. Aunque escribieron para inquirir el estado del pedido, siempre recibieron largas en el asunto.

Aunque en algunos casos se les ofreció la devolución a plazos del dinero, nunca lo vieron llegar. Ya no responde los correos que le hacen llegar.

Contrate un buen seguro de empresas para estar protegido contra cualquier eventualidad

Monedas Andorranas

El presidente de la compañía niega todo, declara que no tiene deudas pendientes, y que solo son casos aislados. Hace responsable de la demora por parte del gobierno emisor, que vendría siendo Andorra.

Según Pulido, presidente de la compañía; el asunto está zanjado desde hace algún tiempo. Las emisiones correspondían a monedas andorranas que fueron pospuestas de ser entregadas por el mismo gobierno. El retraso fue provocado porque no le habían sido entregadas las monedas, pero ya el problema fue resuelto.

A pesar de estas declaraciones, los afectados no están conformes. Dicho sea, que las monedas que adquirieron no son de andorra.

Sistema de Preventa

Los clientes muy confiados encargaban las monedas de su preferencia y luego cancelaban el monto. La preventa consiste en recibir el dinero, después el negociante compra el producto que envía al cliente final.

El empresario afirma que efectivamente ha habido retrasos en las entregas. Alega que los bancos centrales tardan meses en la emisión de las monedas. Y fue muy tajante cuando declaró que se encuentra actualmente libre de cualquier entrega.

Sien embargo, llamó a uno de sus clientes desesperados y le ofreció la cancelación inmediata del importe.

El empresario no relaciona el cierre de la empresa con algún aprieto económico. Decide el cierre total del negocio por razones personales. En definitiva, porque prefiere dedicarse a otras cosas que demanden menos preocupaciones.

Aunque no quiera justificar el cierre de la empresa por dificultades económicas parece que si se relaciona. En las últimas cuentas públicas del ejercicio de sus funciones para el 2016, ya se registraban pérdidas de 7.000 euros.

Curiosamente Pulifil SLU está activa en el Registro Mercantil, a pesar de que su dueño afirme que la cerró. Pulido dice que es para retomarla en cualquier momento si es que algunos de sus proyectos no lo satisfacen.

La empresa no ha presentado transparencia en el ejercicio del año 2017, su respuesta evasiva como siempre. Confiesa que si no está el resumen de cuentas es que quizá se terminaron las actividades empresariales con anterioridad. Confiesa que ha descuidado la numismática, y en ese momento no tiene conocimiento del momento en que cesaron las actividades económicas y contables.

Datos curiosos

  • Evidentemente la empresa cerró las páginas web, y sus pares de las redes sociales.
  • Estas son: la web pulifil.es que es la tienda online; y la cuenta Twitter de la misma.
  • Cerró los perfiles personales de LinkedIn y Facebook.
  • Las cuentas abiertas actualmente son la página de la empresa en LinkedIn y de YouTube
  • No dejó el mensaje abierto a los clientes, informando la cesación de las actividades comerciales y económicas.

Recuerde utilizar el mejor comparador de seguros de empresa para asegurar su inversión.

También te puede interesar