Para el segundo trimestre de este año la salida de empresas de Cataluña ascendió a unas 595 empresas. Esta cifra representa 234% más que los mismos meses del año pasado, aunque haya disminuido un 65% respecto al primer trimestre. En el período anterior se fueron 1.695 empresas ubicándola en el peor indicador de la economía de toda España.

Los cambios de domicilio entre llegadas y salidas de empresas abarcan el 35% del país, quedando en -471. Esta tendencia negativa fue constante solo en esta comunidad durante el último año.

En contraste con Madrid, que recibió el 63% de la reubicación de las empresas en el segundo trimestre. Sumando 682 millones de euros, de las cuales el 84% venía de Cataluña.

De los 75 indicadores clave tomados por el Observatorio Económico-Empresarial, en agosto el 73% mostraron las peores evoluciones en Cataluña.

La cámara de Comercio de España analiza la precaria condición con respecto al resto del país. Debido a que hace un par de años eran solo el 40% de esos mismos indicadores.

Estos indicadores abarcan 11 pilares de la economía entre los que están servicios de hostelería y turismo, consumo, sector exterior.

Además, incluye mercado de trabajo, sector público, inversión, servicios, industria, construcción, empresa y sistema financiero-precios.

Después de la aplicación del artículo 155, que dio mayor estabilidad política-institucional parecía que estas cifras negativas se podrían revertir. Sin embargo, el deterioro económico fue más acusado durante los dos primeros trimestres del año. Y el golpe al comercio catalán podría ser irreversible.

Inseguridad empresarial

Un sondeo realizado por la Cámara de Comercio para evaluar la opinión muestra la polarización de las tendencias. Mas de un tercio de los empresarios catalanes (36.8%) considera que, si el ambiente político actual continúa, la economía empeorará.

Aunque el 35% concluya que permanecerá sin cambios y un optimista 20,2% confía en que mejorará. En cambio, si se estabiliza la seguridad jurídica el 3,1% asume que empeorará la economía del país. Frente al 31,1 % que dice que se mantendrá y el 58,3 % que aspira a que mejore.

Todos opinan que la estabilidad constitucional favorece el crecimiento económico. Dentro de un marco razonable la creación de nuevos empleos, y mejora en condiciones financieras.

Pero para Cataluña el panorama sigue oscuro ya que fue abandonada por 4500 empresas. Y 38.8% de sus empresarios dificulta la apertura de nuevos negocios o empresas debido a la incertidumbre.

Desplazamiento de empresas en España

La fuga representó un aporte de 2.380 millones de euros a Comunitat por esta huida masiva de empresas catalanas. En la que ya 367 empresas se han reinstalado mientras que unas 130 están en el proceso. Segun el Colegio de Registradores de España.

164 empresas se reubicarón durante el primer trimestre del año, y solo 44 el segundo trimestre. Aunque el proceso se ha ralentizado, representa el doble comparado con el mismo período el año pasado.

En Comunitat se han marchado 107 sociedades, pero han llegado del resto del pais 160. Y aun así el ingreso bajó de 135,60 millones de euros a 105,19 millones de euros. Sin embargo en Cataluña el ingreso por las compañías que todavía quedan asciende a más de 627 millones de euros.

En Valencia se registró el 7% de empresas provenientes de Cataluña.

En Baleares se recibió el 6% de empresas catalanas, salieron 28, y entraron 53 durante el segundo trimestre.

Estudios de Informa D&B SAU

La directora de Informa D&B SAU, Nathalie Gianese, según un análisis. En Andalucía en el mismo período en que se marcharon 147 empresas se reubicaron 156. Facturando 120 millones de euros en una región donde se ha mantenido el saldo positivo el último año.

De las empresas que ingresaron, el 21% son de origen catalán, mientras que el 46% son madrileñas. Y de las que se fueron el 12% prefirió Cataluña y 56% se mudaron a Madrid.

En total fueron 1.697 compañías que se trasladaron de una autonomía a otra en toda España. Liderada por Cataluña, de las que se fueron 595 empresas, luego está Madrid con 369 y Andalucía con 147.

Sin embargo, las dos últimas recibieron más compañías de las que se fueron. Ya que 730 empresas optaron por suelo madrileño y 156 el andaluz.

Las otras ciudades con saldo negativo entre salidas y entradas de empresas que están muy lejos del margen catalán son, Melilla con una sola empresa de diferencia.Con -4 quedaron las comunidades de Castilla. La Mancha, Asturias y Galicia. Castilla y León con -13, y el País Vasco con 29.

También te puede interesar