La garantía de la estabilidad es lo que le piden a Rivera para que pacte con Sánchez. Las empresas españolas contactaron con el líder de Ciudadanos, mostrando una clara preocupación en el sector.

La movilización entre las negociaciones de los empresarios españoles comenzó a perfilarse para la formación del gobierno de Pedro Sánchez. Las empresas del Ibex 35 pertenecientes a distintos rubros de la economía contactaron con Albert Rivera. Solicitaron que sea flexible para lograr acuerdos con el PSOE.

La formalización de los llamados a Rivera por parte de intermediarios de tres grandes empresas muestra su preocupación. Principalmente de los sectores de infraestructura, banca y energía.

La patronal CEOE, también tiene las mismas intenciones, pero sin peticiones concretas. En su lugar, manifiesta preocupaciones a los sectores políticos. Considerando que las decisiones tomadas podrían afectar el desarrollo de la economía a corto plazo.

Contrate siempre el mejor seguro de empresas para estar completamente protegido

Sin reformas laborales

Entre las medidas fiscales que toma el gobierno está la recaudación del impuesto de sociedades a grandes compañías. Por lo que exigirá una mínima tributación del 15% de la base del impuesto a sociedades.

Pondrá en marcha una tasa sobre servicios financieros por un monto de 850 millones al año. Otra por servicios digitales de 1.200 millones de euros.

Todos coinciden en que se pueda mantener la reforma laboral presentes y que sea modificado este marco legal. Consideran que cualquier cambio sería más improductivo, hasta contraproducente.

Las empresas también solicitan que se ponga en orden la política energética y tecnológica. Además, que en el futuro se controlen los aumentos de impuestos manteniendo un marco proempresarial que tenga a Ciudadanos como fiscalizador. Que fomentará una gestión pro-negocios que pueda garantizar la tranquilidad económica.

Entre las peticiones discutidas en la reunión más reciente del Club Bilderberg en Suiza está el pacto entre los dos partidos. En este encuentro asistieron el líder del PP y el de Ciudadanos; Pablo Casado e Inés Arrimadas respectivamente. Estos ya habían sido convocados para que lograran un acuerdo.

Desde que se disolvió la CEC o consejo empresarial de la competitividad en el 2016, la alta participación política de los miembros de Ibex quedó relegada. Es por esto, que las principales compañías prefieren un contacto directo con los líderes políticos

Podemos en peligro

El Ibex 35 y los distintos mercados consideran que debería haber una coalición entre Ciudadanos y PSOE. Pero no al estilo que fallo en el 2016 cuando Ciudadanos firmó un acuerdo programático, que terminó en un rechazo de Podemos en el acuerdo.

A partir de este modelo, el sector empresarial está completamente consiente de que se brinde un apoyo directo de Rivera hacia Sánchez. Pero justo ahora es más difícil; razón por la cual fue solicitado directamente al líder del partido Ciudadanos sentarse en una mesa de diálogo con Sánchez.

Aumento en la creación de empresas y aumento salarial

En el cual pueda lograrse acuerdos mínimos que garanticen la estabilidad en la legislatura entrante. Gracias a este apoyo a la investidura de Sánchez reflejada en un documento se compromete a con el desarrollo económico. Protegiéndose previamente a las exigencias extremistas que podrían ocurrírsele eventualmente a Podemos.

Con esto se plantea el freno de la entrada de Pablo Iglesias y su partido al gobierno. Ya que las empresas creen que tendría la posibilidad de introducir elementos que generen más incertidumbre económica en un momento crucial en el que solo se ve nubarrones a nivel internacional.

Unas de las propuestas de Pablo Iglesias que han confirmado las preocupaciones del mundo empresarial son:

  • La solicitud de establecer un ingreso mínimo de 600 euros semanales.
  • Jornadas de 34 horas a la semana.

En el entorno empresarial están dispuestos a mitigar el impacto a los golpes recibidos por e gobierno de Pedro Sánchez. En el que se destaca el nuevo salario mínimo pactado con Podemos de 900 euros. Así como el presupuesto enviado a Bruselas al efectuarse las elecciones generales. Esta elevaría considerablemente la factura de impuestos que el sector enfrentará en el 2020.

Dato curioso

Aunque en un principio esta reforma que ya tiene siete años generó descontento. Muchos empresarios se quejaron de que estancaría la generación de empleos. Ahora la consideran como la alternativa que garantizaría la estabilidad económica del país.

Todo indica que mantenerla sin apenas alteración representaría una alternativa para las empresas de contribuir al desarrollo económico.

Utilice siempre el mejor comparador de seguros de empresa para contratar la mejor opción

También te puede interesar